Higiene íntima ¿Por qué es importante?


Higiene íntima ¿Por qué es importante?

Higiene personal

Al comenzar hablando de higiene personal, el primer objeto o pensamiento que viene a la mente es una botella de jabón y espuma sobre un cuerpo recién limpio acompañado de una buena fragancia consecuencia de un sin fin de perfumes. Pero lo cierto es que al hablar de higiene no solo nos estamos refiriendo al acto de lavarnos en la bañera con la esponja y con el jabón, si no que implica una serie procesos constantes, que realizados de forma correcta conseguiremos prevenir la mayoría de las afecciones relacionadas con la mala higiene.

¿Es necesario utilizar productos específicos para la higiene íntima? 

Cuando hablamos de la la zona intima, hablamos que es un área que hay que cuidar, por estar en contacto, con secreciones, orina, sudor, es una zona poco ventilada y  húmeda, que favorecer el desarrollo de bacterias. Además está influenciada por los cambios hormonales durante el ciclo menstrual y por el aumento de secreciones durante la excitación sexual. No es necesario, utilizar ningún producto específico para la higiene íntima, pero si podrían ayudar al cuidado diario.

¿Alguna recomendación para una correcta higiene? 

La higiene intima correcta, no es aquella, en la que se utiliza el producto más caro, o el que más anuncian en la tv, sin embargo, como recomendaciones clásicas podemos decir lo siguiente: las manos limpias antes de entrar en contacto con los genitales. Realizarla minuciosamente, diariamente, por la mañana, tras el deporte, tras la relación sexual, más frecuente durante la menstruación. De adelante hacia atrás, nunca al contrario. Secarse del mismo modo, dejando la zona bien seca por todos los pliegues, con toalla limpia, preferiblemente cambiada en cada uso. Utilizar simplemente agua o un jabón suave especifico para esa zona. No realizar de forma habitual duchas vaginales. Tampoco  es recomendable ni la utilización de esponjas, ni de desodorantes vaginales. Durante la menstruación, el uso de tampones, compresas o la copa vaginal es correcto, siempre que se cambien frecuentemente”.