10 lugares más extraños para tener sexo!


Sexo alternativo

10 lugares más extraños para tener sexo

Sin dudas la pregunta que más nos hacemos a la hora de hacer el amor, es cuales son los lugares más extraños (y excitantes) para practicarlo.

Aquí en Trululú, te damos algunas recomendaciones.

 

Número uno: Los coches.

Un clásico, pero una de las fantasías de muchos. Nadie se detendrá a ver lo que ocurre en un auto. Además de romántico puede ser diferente. Para los más riesgosos se recomienda no acudir a miradores, sino esperar la noche, en una calle oscura.

Número dos: Probadores.

En los probadores mixtos o en los que apenas divide una pequeña puerta, son los ideales para tener sexo mientras decenas de mujeres y hombres se prueban sus ropas. Aquí, existen diversos elementos: espejo, espacio, asiento, luz y peligro. Para que sólo los pies de ella o de él se vean, deben ser lo suficientemente cautelosos y elegir posiciones que no los pongan en evidencia. Pueden salir uno por uno y al final, comprar una nueva prenda con cara de satisfacción.

Número tres: Piscina.

Tener sexo en una piscina puede ser uno de los momentos más eróticos y sexys en la vida de una pareja. Además de que se trata de un momento de juego y sorpresa que puede ser inolvidable. El agua ayuda a que ella pueda montarse en él muy fácilmente sin necesidad de que él la cargue. La lubricación aumenta y la fricción en el agua ayuda a tener un orgasmo rápido para ambos. Sin embargo, esta práctica está restringida para aquellas parejas estables que puedan tener sexo sin preservativo, debido a que el condón y el agua no se llevan ya que puede ser caótico y el preservativo puede salirse, junto con todo lo que lleva dentro.

Número cuatro: Escaleras.

Tienen todos los elementos para un momento de sexo divertido y sorpresivo: oscuridad, soledad y peligro. Además de que te ofrece un espacio amplio (en la mayoría de los casos) para hacer el amor de espaldas, parados, con ella sobre él o sentados. Depende de lo que la situación desate. Las mejores son las escaleras de emergencia de los edificios grandes de oficinas u hoteles. Son más oscuras, no son visitadas por nadie, no hay cámaras de seguridad, ofrecen privacidad y además, siempre, sensación de peligro.

Número cinco: Cine.

La oscuridad, los sonidos, la privacidad de los últimos lugares son tres elementos gratuitos para un rato de sexo pícaro. Ella montada sobre él, de espaldas, con movimientos lentos o en un sube y baja lentamente, sin que nadie lo note, puede ser altamente erótico. ¡Será todo un reto, sobre todo si de guardar silencio se trata! Las mejores películas para esto: ir en el horario matutino o muy tarde, cuando el cine esté vacío, o en una película aburrida. ¡De cualquier manera, en este caso lo que menos importa es el séptimo arte!

Número seis: Autobús.

Si algún día sales de viaje con tu pareja a un lugar cercano pero en un recorrido de muchas horas, puedes elegir los asientos de atrás o los de en medio si es que es un autobús vacío. Así, cuando el autobús lleve ya algunas horas de recorrido (o todos estén dormidos), podrán iniciar el juego. Los dos lugares les pueden ofrecer bastante espacio para hacer el amor acostados, sentados de frente, de espalda para hacer una felación.

Número siete: Bosque.

Tener sexo al aire libre puede ser divertido y diferente, además de darle oxígeno, literalmente, a la relación. Busquen algún bosque cercano o un espacio con muchos árboles en donde puedan esconderse del mundo y la civilización. Alguna copa de árbol puede fungir como asiento, el césped o la tierra misma. Lo importante es disfrutar de la naturaleza en su máximo esplendor.

Número ocho: Mar.

Ningún otro lugar más perfecto para el vaivén del sexo que el que se pueda tener con el vaivén de las olas del mar. Elige una playa tranquila, no muy llena de gente, y en la que la marea no sea tan alta. De esta manera ella podrá subirse en él y aparentar que disfrutan del mar abrazados. Atrévete a vivir una de las experiencias más eróticas del sexo al aire libre.

Número nueve: Baño de un bar.

Los baños de los bares o discotecas, donde hay música demasiado alta, desorden y no se sabe si alguien va o viene, son ideales para tener sexo con la pareja con la que asistas. En muchos de estos baños hay gente que “los cuida”, sin embargo un rincón oscuro, si ella usa falda, puede ser un lugar ideal para el sexo rápido.

Número diez: Cualquier rincón.

Al final, el mejor lugar será el que se les ocurra en segundos, el que desarrolle su imaginación, el que permita hacer travesuras sin fin con el sexo y la adrenalina siempre en el medio.